23 de junio de 2017

Carta (Sexta nota de crecimiento)

Hola ¿Cómo estas? Yo se que no muy bien. Entiendo que fue un dia duro para mí. No quiero ni imaginarme como lo viviste tu.
Siento tener que escribir esta carta. Hablarte me produce mucha incomodidad. No se de que temas hablarte, todo lo que yo se, tu lo sabes. Sabes de mis romances, mis gustos. Hasta mis chistes te sabes de memoria. No tengo nada de que contarte pues todo lo que se y pienso ya lo sabes. Que ironía.
Pero tu tienes cosas que contarme. Tu sabes cosas que yo no se, las escondidas, las que olvide o no quise ver. Estas ahí frente mio, mirando como escribo y leyendo las palabras mientras se rayan, esperando a que levante mis ojos y te mire a la cara. Y se que es absurdo que no te mire, estamos solos todo el dia en este departamento donde no vive nadie mas. Es absurdo estar en silencio, pero al menos ponemos música.
La verdad es que te prefiero en silencio, estoy acostumbrado a que no hablemos. Incluso a veces olvido que estas. Lo siento, no era mi intención ofender, pero es asi.
Me gustaría que te mudaras, podemos saludarnos de vez en cuando. Pero no quiero que sigamos viviendo juntos. Entiendo que no puedo hecharte sin antes escuchar lo que tienes que decir para defenderte. Eso haría que emitieras sonidos de tu boca, sonidos que tendría que oir. Lo paradójico es que quiero que te vayas para no escucharte, pero para ello tendría que oir al menos tu despedida.
Así que aquí estamos, incomodos, compartiendo este vino al lado de la estufa. Ahora que lo pienso podrias ayudarme un poco. Limpiar la cocina, lavar la loza, ir a trabajar. Agota tener que ser siempre yo el que gobierne nuestro cuerpo, éste donde existimos ambos. No quieres, tienes miedo. Al fin descubro algo que tu no sabías ¿O sí lo sabias?
Mover nuestro ser es complejo. Tienes que hablar con nuestros amigos, colegas. Tienes que ir a almorzar con nuestro papa. Pero la comida es rica, podríaas escoger tú que comamos. El trabajo es aburrido, las horas parecieran que son días ahí dentro y los ojos quedan doliendo de tanta pantalla que miras. Aparte el metro lleno, despertar muchas veces la noche anterior al dia de trabajo. Es difícil lo se, pero lo necesitamos ambos.
Pero tu problema no es que no quieras porque la vida es dura. Tu problema es que te da miedo. Te da miedo gobernar nuestro cuerpo, porque nunca lo usas, ni siquiera recuerdas cuando fue la ultima vez que tomaste el mando. Te da miedo hacerlo mal y que eso provoque problemas afuera. Problemas simples o complejos, problemas al fin. No los tenemos ahora, no quieres que los tengamos por tu culpa.
Pero yo en algún momento tampoco supe como se hacia. Me equivoque y aprendi. Asi se aprenden todas las cosas al parecer. Yo tampoco quiero que te equivoques pero que le vamos a hacer, no sabes.
Quiero descansar, necesito que me reemplaces aunque sea un instante. Si te equivocas, trata de buscar una solución por tu cuenta. Fuiste injusto conmigo antes, no me acompañaste en mis decisiones.
No estas listo, tranquilo, no será ahora. Usa este tiempo para mirarme y aprender algunas cosas. De a poco iras aprendiendo, puedes acompañarme mientras nos llevamos al trabajo. Cuando estes listo, te dejo a nosotros. Tomare una siesta y puedes llamarme si hay algo que no puedas solucionar solo. Era broma lo de que no te iba a ayudar.
Solo trata de acordarte de mi. De lo cansado que estoy, de lo mucho que te necesito. Del amor absurdo e infinito que siento por ti. No lo olvides nunca, mi amor por ti no tiene limites. Pasaste tiempos malos y aun asi nos cuidaste. Te debo todo y mas.
Guarda esta carta. Nuevamente lamento no haberte hablado o mirado a la cara. Guardala para cuando sea tu turno de llevarnos. Asi no te rendiras.
Por siempre tuyo

Tu.

8 de marzo de 2017

Amarse (Quinta nota de crecimiento)

Amarse es caminar por barrio Brasil,
Sentarse en el pasto
Mirar las calles
Amarse es caminar porque sí.

Amarse es usar una polera vieja que te gusta,
Sabiendo que no te queda bien.
Amarse es caminar sin disimular la gordura.

Amarse es ser el turista en tu ciudad desconocida
Mirar personas que no conoces
Letreros
Postes
Rayados
Amarse es caminar solo en lo desconocido
Y buscar aquellos lugares que te esperan.

Amarse es encontrar un sueño que te abrace
Que no puede esperar porque te incendia,
te llama sin piedad hacia la alegría
Amarse es levantarse y correr por él.

Amarse es dejar todo lo que no es tuyo
Sonriendo, sin culpa.
Quebrar lo que los demás piensan de ti
Lo que suponen que debes hacer.
Amarse es sonreír frente a la decepción de los demás
Cuando te llevas lo que es tuyo.

Encontrar el amor más grande que el amor.
Y contagiar con tu dicha el desconsuelo.

Amarse es incluso sonreír cuando miras tu cuenta corriente
Y ves lo poco que queda para el mes
Porque recuerdas como lo gastaste
y sabes que valió la pena.

Amarse es aprender lo que no sabes
Desde cero, aunque no tengas el talento
Aceptándote sin miedo ni vergüenza.

Amarse es dejar se aparentar estar bien
para ser feliz.

Porque los sueños son como los idiomas
o las destrezas instrumentales
la caligrafía, los sueños son como el arte mismo.
Si no los recorres y los postergas pierden fuerza
Poco a poco se atrofian y se olvidan

Después de los años quieres cumplirlos
Y ves que quedaron atrás, muy atrás
Parecen lejanos y ajenos.
Ya no parecen posibles
y así dejaste de amarte.

26 de enero de 2017

Canción de arena

Existe un lugar sin tiempo
está justo donde se estrella el mar.
En el nido de la superficie seca
mi ser pequeño existe sin presencia.
A veces giro entre mis pares
otras me elevo con la violenta risa.
Descansando lejos de la vida y la muerte
alejado, renunciado, expulsado.
Millones de atardeceres pasaron
junto a los pájaros que los conquistaron.
Mi universo inabarcable de sal y piedras
se estremece poco ante el viejo sol.
Recuerdo antiguas metamorfosis.
Recuerdo cambios antes de la arena.
A veces incluso cuando viví.
Drenando el agua de la tierra.
Reptando al acecho de una mantis.
Surcando los vientos hacia el norte.
Abriendo una flor por vez primera.
Hoy descanso del dolor de estar vivo
junto al resto de las piedras silenciosas.
Abrazo la eternidad cuando se impone,
esperando despertar en una nueva piel.


17 de enero de 2017

Fin

Por mi que se complete el calentamiento global,
que se derritan los polos y nos friamos como nuestras fábricas de níquel,
que roguemos piedad como las especies que se extinguen
que solo queden vestigios de nosotros como el Neanderthalensis.
Por mi que se borren todos y cada uno de ustedes.

Que de esta divinidad primitiva
que tiene las horas contadas
solo quede una memoria bizarra y la cicatriz.
No guardo ni un atisbo de cariño por mi raza,
que crece muerta, ahogada en su locura
y no tiene que ver con la destrucción del planeta.

Ni con el genocidio de nuestros pares vivientes de las especies.

Mi ira crece en la violencia medular
canalizada en la destrucción y el maltrato
concretada en la meta tácita del liderazgo tiránico.
Mi ira crece en el fracaso de la paz.

Nacimos con un seguro clave en la evolución
que nos permite avasallarnos y subyugarnos entre nosotros.
Ni el dolor ni la muerte nos detiene
en el engranaje perfecto del sufrimiento.

Por mi que la rueda se rompa en mil pedazos.
No la retrasaría ni un segundo,
y es que el universo merece algo mejor que nuestra primigenia
que genera dolor donde nadie mas lo hizo.

Espero sinceramente que aquellas personas que lucharon
por la nobleza, la justicia y la igualdad
puedan al fin cumplir su lucha
y se regocijen en la equidad de la extinción.